Los beneficios del masaje para traumatismos

masaje-traumatismos

Masaje en contusiones de los cuádriceps

Algunas veces los cuádriceps se ven gravemente afectados por impactos que potencian una gran fuerza de compresión sobre el fémur. Los músculos se pueden llegar a dañar en gran proporción si esto no se trata a tiempo. En estos casos es importante acudir al médico de emergencias para tratarlo adecuadamente. Pero si se trata más bien de un problema menor por un golpe a esta zona. Este hará que exista una lesión leve, con poca hemorragia y fácil de tratar con un buen masaje.

Al estar esta área bastante afectada, no se podrán hacer movimientos de amplitud, provocando molestias a la musculatura importantes. Sin embargo lo que vamos a propiciar con el masaje es un aumento de la circulación sanguínea. Eso sí, habiendo pasado ya el tiempo prudente para poderlos aplicar o el proceso llamado “período agudo”. En el que se espera a que desinflame la región a tratar.

Por otra parte cuando se presentan contusiones de un nivel más grave en las que no existe posibilidad de movimiento. Dolor intenso e inflamación excesiva es mejor esperar más tiempo para poder ejercer una sesión de masajes hasta que este trauma haya evolucionado de la manera normal. Recordemos que la esencia a fin de cuentas del masaje es relajar y no hacer que las personas presenten dolor alguno.

Fractura

1. El masaje sobre la piel después de que el hueso haya cicatrizado va a propiciar una renovación de la epidermis y una mejora en la respiración cutánea. Lo que a su vez hidrata la superficie afectada por la fractura.
2. El contacto muscular brindará una disminución en el dolor superficial que se genera al quitar el yeso. Esta sensibilidad irá disminuyendo conforme se haga un masaje más profundo.
3. La masoterapia brinda al paciente una ayuda efectiva ante la hipotonía o hipotrofia muscular. Que causa una alteración en las maniobras de rodamiento y percusión muscular.
4. Aumenta la movilidad articular, que se ve afectada al estar tanto tiempo vendada y sin movimiento. Este tratamiento activa el orden activo, pasivo y de resistencia respectivamente.

Luxación

1. El masaje aplicado por un especialista mejora la posición de los huesos que hayan sido lesionados desde la articulación que los une. Este traumatismo puede producirse en los tobillos, hombros, codos, caderas y rodillas.
2. Ayuda a que el paciente pueda mover y reafirmar la zona afectada por esta lesión. Generando una sensación de relajamiento y bienestar.
3. El amasamiento de estas articulaciones disminuye la inflamación y el hormigueo causado por la dislocación de los huesos.
4. Previene un hemartrosis (sangre en la cavidad articular) que aparece si no hay rotura cápsulo-ligamantosa. Lo que produce un gran dolor a las extremidades y el hueso.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.