Cómo reaccionar frente a un traumatismo en el cráneo y rostro

traumatismo-craneo-rostro

Un traumatismo es un término que médicamente se refiere a cualquier daño físico que presente el cuerpo humano, y se utiliza cuando existen deterioros o heridas graves que ponen en peligro la vida.

En ocasiones podrían provocar serias complicaciones. La lesión en el cráneo y rostro, suele ser bastante visible y muy delicada, pudiendo comprometer funciones vitales de una persona.

 

Cuáles son sus tipos

Cerrados: Estos son los más comunes y se puede observar un abultamiento en el cuero cabelludo o cara, tras una fuerte contusión (golpe) recibida.

Abiertos: también llamados penetrantes. Generalmente ocurren cuando hay un desplazamiento a alta velocidad. Se caracterizan por tener una visible ruptura por donde ingresa el objeto con el cual se impactó fuertemente.

 

Síntomas

Por lo general los daños en la cabeza y cara ocasionan sangrado. Si estamos frente a una lesión abierta es más sencillo identificar su gravedad, sin embargo si es cerrada pueden ocasionar hemorragias internas que no causan síntomas inmediatos ni reflejan afección aparente.

Por otro lado, si observas algunos de los síntomas que te mencionaremos a continuación luego de una lesión fuerte, es importante acudir inmediatamente a un centro de asistencia médica:

 

  • Somnolencia (sensación de pesadez o sueño).
  • Comportamiento anormal.
  • Rigidez en el cuello.
  • Dolor de cabeza.
  • Cambio en las pupilas (orificio situado en la parte central del iris).
  • Incapacidad motora en los brazos o piernas.
  • Pérdida del conocimiento.
  • Vómitos.

 

Primeros auxilios para atender a una persona con traumatismos

 

Ante la presencia de un golpe fuerte en el cráneo o rostro es importante saber administrar los primeros auxilios adecuados, que puedan incluso ser capaces de salvar la vida de la persona afectada.

Lo primero que debes hacer ante esta situación es llamar a un número de emergencias solicitando ayuda capacitada. Tras tu llamada sigue los siguientes pasos:

 

  1. Estar atento a la respiración y pulso. Si la persona está inconsciente y no respira será necesario iniciar respiración boca a boca y RCP (Reanimación Cardiopulmonar).
  1. Si las vías respiratorias y pulso están bien, pero la persona está desmayada, es vital que su tratamiento sea como si hubiese daño en la columna. Así que debes mantener el cuerpo alineado y evitar movimientos hasta que llegue la atención médica.
  1. Si existe sangrado, es importante que trates de detenerlo, ejerciendo firmemente presión en la herida con una tela limpia. Si el paño o trapo utilizado está empapado por la sangre no lo retires para sustituir. Solo coloca uno nuevo encima del que se encuentra empapado sin dejar de ejercer presión.
  1. Si crees que existe una fractura en el cráneo, no es recomendable aplicar presión directamente en el sitio donde se presenta el sangrado. Tampoco retires ningún tipo de residuos de la herida.
  1. Si la persona presenta vómitos, solo debes girarla, moviendo cabeza, cuello y cuerpo hacia un mismo lado con la finalidad de evitar el ahogamiento.

 

Consejos para prevenir la ocurrencia de estas lesiones

 

Los accidentes están siempre a la orden del día, pero indiscutiblemente existen actividades que te pueden poner más en riesgo de sufrir traumatismos.

Especialmente si practicas algún deporte o actividad al aire libre es importante poner en práctica ciertas acciones para  prevenir este tipo de lesiones con los siguientes consejos:

Acostúmbrate a utilizar el equipo de seguridad recomendado para cada actividad como: casco, cinturón de seguridad y protectores.

Recuerda que el consumo de alcohol y el volante son una mala combinación. Por favor evita conducir si estas consumiendo bebidas alcohólicas.

Es importante que prestes atención a todas las recomendaciones de seguridad para la disciplina deportiva que practicas.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.