¿Sabías que existen varios tipos de traumas dentales?

Traumas-dentales

Los traumas dentales son causados por una fuerte contusión, generalmente por algún accidente. Estos son considerados como urgencia médica que debe ser atendida de manera inmediata.

Son dolorosos y de no ser atendidos rápidamente la herida suele infectarse en corto tiempo.

Independientemente de lo que cause la lesión, puede afectar seriamente la autoestima del lastimado.

Esto se debe a que al ser sometido a este tipo de maltrato, la apariencia física cambia bastante. Esto teniendo en consideración que la dentadura es la encargada de dar forma a la parte inferior de nuestro rostro.

Cualquier persona puede sufrir un incidente que le ocasione un traumatismo dental.

Siendo más frecuentes en niños cuando empiezan a caminar, deportistas y mujeres, los adultos también los pierden por diversas situaciones. Asimismo, las personas que tengan una proyección acentuada de los dientes hacia fuera están más propensas.

 

Tipos

 

De acuerdo a su afección pueden ser:

 

  • Concusión: aún cuando no existe desplazamiento, ni excesiva movilidad, existe una sensibilidad al tocar la zona.
  • Subluxación: el área afectada es sensible al tacto, tiene movilidad y puede presentarse hemorragia en el surco gingival (espacio poco profundo entre la encía y el diente).
  • Extrusión: este tipo de lesión ocurre cuando hay movilidad y desplazamiento.
  • Luxación lateral: aunque no se mueva la pieza, fue desplazada axialmente (en su propio eje) y se encuentra afectado el hueso. De igual manera, cuando se le aplica percusión se presenta un sonido metálico agudo.
  • Intrusión: ocurre cuando el diente es desplazado dentro del hueso alveolar (se refiere a los huesos maxilares). Este desplazamiento es profundo, no es sensible al tacto ni posee movilidad.

 

Tratamientos

El tratamiento que se realice dependerá del tipo de afección que se posea:

 

  • Concusión y subluxasión: se recomienda utilizar la férula flexible de unos 7 a 10 días, para comodidad del paciente (opcional).
  • Extrusión: cuando existe este tipo de traumatismo es necesario el uso de la férula flexible por 3 meses.
  • Luxación lateral: se debe reubicar la pieza a su posición original con el uso de anestesia.
  • Intrusión: conviene la luxación (dislocación o desprendimiento) del diente levemente mediante un fórceps.

 

Consejos

  • Si existe una fractura coronaria y no hay un desplazamiento, debes acudir al dentista en un plazo no mayor de 24 horas. Todo dependerá del grado del traumatismo que se haya sufrido.
  • Si hay una fractura mayor a un cuarto del diente, debes realizar el mismo procedimiento anterior. Se recomienda acudir inmediatamente al dentista para que puedas proteger la dentadura.
  • Al presentarse un desplazamiento en un niño, es de suma importancia no perder la calma. Pasa el trozo desprendido por agua sin tocar su raíz y reimplántalo inmediatamente. Si no es posible, se debe morder una gasa esterilizada, mientras otra persona busca la pieza dental, dirigiéndote inmediatamente al especialista.
  • La pieza dental debe ser manipulada en la corona (o sea la parte más blanca que posee).
  • El fragmento debe colocarse en un vaso de leche, solución fisiológica o en la saliva dentro de la boca. Se debe acudir rápidamente al dentista.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.